miércoles, 23 de abril de 2008

El dia que desvirgaron mi culo

El dia más feliz de mi vida yo creo que fué cuando tenía 13 o 14 años. Estaba en mi pueblo en la fiesta que hizo mi colega El Gayolo. El caso es que yo me puse hasta el culo de Malibu con Piña (que para quien no lo sepa es la bebida que tomamos los canis y malotes y cuando hemos tomado 2 o 3 decimos que vamos borrachos simplemente para quedar como "canis chungos"). Lo que paso es que por efecto del "pedo psicologico" que me cogí me quede ipsofacto en un colchon lleno pelos de los testiculos y con grandes y humedas manchas de semen. En esto que llegó el abuelo de El Gayolo (que fué el primer viejo de mi vida) y como yo estaba boca abajo al verme las orejas pensó que era una puta gallina menopausica e introdujo su flacido y arrugado pene por mi ano. Yo como soy una puta locaza grite de placer hasta desfallecerme, sentí que a partir de ahí dejaría de meterme mi Squeezer (rotulador con el que los canis más chungos llenamos de mierda las paredes de nuestro bonito barrio valenciano) para consolarme. A diferencia de cuando me enculo El Gayolo, el Abuelo Pajilla no se corría por una sencilla razón: se había follado tantas gallinas con gripe aviar ese día que ya no le quedaba semen en sus debiles y prehistoricos testiculos. El caso es que El Abuelo Pajilla me pegó la gripe aviar con su polla (tiene gracia la cosa). Pero da igual como fué la primera enculación de mi vida y a ese recuerdo lo tengo mucho cariño. La siguiente foto la tomo El Abuelo Pajilla después de llegar al orgasmo con mi culo, quiso tomarme una foto porque como el iba harto a pacharanes se creía que yo era una gallo de orejas grandes y asesino. En la imagen podreis ser testigos de lo satisfecho y relajado que me quedé tras la enculación.




Gracias al Abuelo del Gayolo por iniciarme en el duro sexo anal.